El festival de música urbana Big Sound, que tenía previsto estrenarse en julio en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, se aplaza al 30 y 31 de octubre por el coronavirus, con el 100% del cartel ya anunciado y la mitad de artistas por desvelar.

Entre los confirmados hay internacionales como Nicky Jam, Becky G o Lunay junto a Bad Gyal, C. Tangana, Ana Mena o Don Patricio. Los abonos sirven directamente para la nueva fecha, junto a una serie de «privilegios» para premiar la fidelidad del público.

La organización destaca que su prioridad es la salud de los asistentes, el equipo y los cantantes, así como que tenía la nueva fecha prevista «desde hace más de un mes, con todos los cambios confirmados».

«No haberlo comunicado antes responde a la espera de unas indicaciones oficiales hacia el sector por parte del Gobierno, cuya respuesta siempre ha sido que esperáramos hasta el último momento», explica en el comunicado, lamentando que la mayoría de festivales no han tenido la respuesta que necesitaban.

A falta de un 50% del cartel por desvelar en las próximas semanas, a la nueva cita del Big Sound se sumarán nuevos artistas con «grandes nombres» del panorama de la música urbana.

La nueva fecha coincide con el puente de Halloween, con lo que el festival espera recibir un 30% de asistentes nacionales de fuera de la Comunitat Valenciana, potenciando la reactivación del sector turístico local tan afectado por la pandemia.

En cuanto al formato, se mantendrán las dos jornadas de conciertos al aire libre, gastronomía, talleres, y actividades culturales aptas para todos los públicos. La del sábado durará más horas, incluyendo una sesión de ‘tardeo’ prolongada hasta «bien entrada la madrugada».

SIN DINERO EN METÁLICO

La organización trabaja para garantizar la máxima seguridad de todos los asistentes frente a la Covid-19. Contará con la tecnología para eventos de Enterticket e Idasfest para digitalizar muchos de los procesos, evitando contactos innecesarios.

Accesos más fluidos, sin grandes aglomeraciones, control de aforo y compras a través de una pulsera ‘cashless’, sin dinero en efectivo, son algunas de las soluciones tecnológicas con los que contará el primer Big Sound.

A los que no puedan asistir se les informará de cómo será el proceso de devolución de abonos y de las alternativas, en función de las medidas que decrete el Gobierno para el sector de los festivales de música.

«Todos somos imprescindibles para la reactivación del ocio, la economía y los puestos de trabajo: vosotros, el público, sois fundamentales manteniendo vuestra entrada. Os esperamos a todos en octubre. Pongamos más fuerza que nunca para bailar, saltar, disfrutar, vibrar y sonreír rodeados de la mejor música y el mejor escenario», manifiesta la organización.

Hazte con tu entrada https://www.bigsoundfestival.com/abonos.php