Bad Bunny lanzó este sábado 29 de agosto, un nuevo track titulado “COMPOSITOR DEL AÑO”, y lo hizo únicamente a través de su cuenta en SoundCloud. En este, el Conejo Malo desahoga frustraciones relacionadas a la injusticia social, los malos gobernantes, el racismo y la brutalidad policiaca.

 

 

A continuación mencionamos algunas referencias importantes que el puertorriqueño hace en “COMPOSITOR DEL AÑO”:

  • El tema empieza con un sampleo de “Tutti Frutti” de Little Richard que continuamos escuchando durante la mayor parte de la canción.

Loading video

  • Una superestrella, pero humano primero”
    A lo largo del track, el Conejo habla de sus valores e ideales como artista e individuo. Con “COMPOSITOR DEL AÑO”, nos demuestra una vez más distintos aspectos de su
     mentalidad humanitaria y utiliza un discurso de conciencia social y protesta en general.
  • “P FKN R”
    Bad Bunny hace uso de esta expresión, la cual lleva el mismo título que el track número 18 de YHLQMDLG (2020). Este término significa “Puerto fuckin’ Rico”. En su nuevo lanzamiento, Benito también enaltece sus orígenes latinos y se muestra orgulloso de su país.
  • “Los haters no se sientеn, mi día estaba bonito
    Pero me lo dañó un tirotеo a mano de un blanquito
    y un presidente mamabicho que no hace un pito”

    El objetivo central en “COMPOSITOR DEL AÑO” es expresar el descontento e indignación sobre el racismo y la brutalidad policiaca que hay hoy en día.
    Con “Un presidente mamabicho que no hace un pito”, el puertorriqueño podría estar dirigiéndose directamente a la incompetencia de Donald Trump para liderar Estados Unidos y controlar los asesinatos de ciudadanos inocentes y afroamericanos a manos de la policía. De hecho, Benito hace una mención al movimiento Black Lives Matter en sus letras, para enseguida recordar a la leyenda del basketball Kobe Bryant, quien falleció a inicios de este año: “Black Lives Matter, que en paz descanse Kobe / 2020 y el racismo es peor que el COVID”, rapea.
  • “Y está cabrón que no te dejen respirar
    Y que una placa sea licencia pa’ matar
    Pero ser blanco e’ lo que te haga letal
    Y que ser negro sea lo que te haga un blanco, hey”

    Bad Bunny hace una referencia a la muerte de George Floyd, ciudadano afroamericano que fue asfixiado por policías estadounidenses y quien momentos antes de su muerte repetía la frase: “No puedo respirar”.

george_floyd_mural_street_art_berlin

Foto: Mural de George Floyd en Berlín / Peng Dawei/China News Service via Getty Images.

“Pero Little Richard siempre fue mejor que Elvis”

Con esta línea, Benito acredita a Little Richard como el pionero del rock and roll. El músico en realidad siempre fue obstaculizado por Elvis Presley, a quien los medios de comunicación le dieron el mote de “rey” del género musical gestado en los años cincuenta.
  • Por otro lado, las barras más contundentes del material serían las siguientes:

“Pelean que me dieron el Compositor del Año
Pero no por aquello que si nos hace daño
Por Dios, señora, hay cosa’ má’ importante’
Que sentarse a criticar los logro’ de un cantante
Como incitar a los jovene’ a que sean votante’
Y saquen pa’l carajo a quien nos jodió ante’
Po’ encima de mi carrera pongo a mi gente a’lante
Pero siempre hay un bruto que nos trata de ignorante’
Cosa’ má’ importante’
Como luchar por los derecho’ de lo’ inmigrante’”

Con estas líneas, el Conejo se burla irónicamente de las personas y haters que constantemente lo atacan por sus decisiones y propuesta artística, en lugar de concentrarse en combatir la crisis social. 

Podríamos interpretar “COMPOSITOR DEL AÑO” como la catarsis musical más reciente y tajante de Bad Bunny a la fecha. En plena pandemia, y con miles de injusticias sucediendo día con día alrededor del mundo, el Conejo deja a un lado el perreo para alzar la voz a favor de la inclusión racial y el despertar crítico.

Al cierre del track, Benito declama: “Tener fe, creer, en que se va a poder. Poder ser yo, dejarte ser tú, ese e’ el mejor premio que puedo tener”, demostrando que ser reconocido como Compositor del Año no le importa tanto como la inequidad que fragmenta a su comunidad.