La revista Playboy publicó hoy su primera edición digital en 66 años de historia y el artista puertorriqueño Bad Bunny fue el escogido para engalanar las dos portadas de esta singular propuesta.

Esta es la segunda vez que un hombre aparece solo en la portada de la revista. La primera vez la distinción le tocó a Hugh Hefner, fenecido fundador y redactor jefe de Playboy.

El reportaje que se le realizó al artista lleva por título “Bad Bunny no está jugando a Dios”. Fue escrito y traducido por ER Pulgar y ya está disponible para leer en inglés y español en la página de Playboy.

La entrevista toca varios temas. Entre ellos, aspectos generales de la carrera de Bad Bunny, sus nuevos álbumes y su influencia en el mundo del reggaeton. La entrevista presenta imágenes originales del fotógrafo STILLZ. La sesión de fotos se llevó a cabo en Miami poco antes de que el mundo entrara en la crisis del coronavirus y tras el lanzamiento del segundo álbum de Bad Bunny, YHLQMDLG. También se realizó un video del proceso entre bastidores.

View this post on Instagram

Happy bunny, sad bunny. Good bunny… Guess who’s coming to Playboy!

A post shared by Playboy (@playboy) on 

Bad Bunny, quien posó para la revista vestido como un dios romano y con otros ‘looks’ de su estética ‘queer’ , también habló con Playboy sobre el sexo.

“Creo que el sexo es un mundo gigante, y todos son libres de verlo como quieran y hacerlo con quien quieran, como quieran, con infinitas posibilidades. Al final, somos seres humanos. Todos sienten, todos se enamoran de quien sea que estén destinados”, expresó Benito Antonio Martínez Ocasio, nombre real del cantante.

Sobre su relación con los temas que tienen que ver con Puerto Rico expresó que todas sus acciones responden al agradecimiento que siente a la isla.

«Yo hago lo que siento que es correcto», indicó. «Nací en Puerto Rico y vivo en Puerto Rico. Estoy viviendo mi sueño gracias a Puerto Rico, y más que una responsabilidad creo que es una conexión que me hace hacer las coas con naturalidad, ¿me entiendes?. Si fuera famoso o no, si estoy y pasa algo, yo tengo que ayudar a mi gente porque para eso estamos- es algo más que sentimiento», indicó.

Bad Bunny posó como dios griego. (STILLZ para Playboy)

Asimismo, dijo que con su música y proyección que se aparta del molde de los cantantes del género urbano busca que las personas «abran su mente» y procurar la inclusión.

“No hay nada peor que estés en un lugar y que no te sientas parte del grupo”, comentó. “Lo único que he tratado de hacer que todo el mundo se sienta parte de la cultura del reggaeton, que sientan que tienen a alguien que los defiende”, apuntó.